fbpx

Pareja Ideal

Publicado el

 10 febrero 2021  

por

 Roger Pàmies
La pareja ideal es un sueño inconsciente que arrastramos des de que empezamos a tener una consciencia activa del amor. Le dedicamos gran parte de nuestro tiempo a encontrar a alguien afín a nuestra forma de ser, Nos frustramos continuamente pero difícilmente tiramos la toalla. Siempre al pie del cañón con las antenas levantadas esperando que llege una oportunidad más que será la definitiva. ¿Qué es lo que falla para encontrar a nuestra media naranja?

En los tiempos que estamos viviendo se están incrementando la inestabilidad de relaciones de pareja, por muchas razones y que además han venido de golpe sin previo aviso.

Urano en Tauro nos propone al desapego de relaciones estables, nos incita a tener relaciones mas distantes e independientes, tanto a nivel emocional como físico. Aprender a relacionarnos y disfrutar con el desapego como base es lo que nos está indicando este nuevo ciclo vivencial.

Tenemos que reconocer que la vida que hacíamos antes del “fenómeno Covid” no nos hacía tomar una consciencia de que tipo de relación estábamos viviendo. La fuerte actividad laboral, la competencia social, los eventos sociales, el estres generalizado por una sociedad que se ha centrado más por el exterior que por el interior de nuestra alma y nuestras necesidades espirituales ha echo que explotarán relaciones de forma inesperada y sin poder tener un plan para poder afrontar una situación que nos supera.

Muchas de las relaciones de pareja podríamos decir que no compartían la totalidad de su tiempo. Con las restricciones por el “fenómeno Covid” muchas relaciones se han dado cuenta que vivían con personas desconocidas después de estar años viviendo en la misma casa. No es lo mismo compartir responsabilidades que compartir tiempo libre donde gastamos el dinero que hemos ganado con el sufrimiento de una responsabilidad que no estaba alineada con nuestro propósito. La falta de flexibilidad, la intolerancia y el estrés acumulado en los últimos años ha salido a la luz y el ego ya no se ha podido esconder más manifestándose muchas veces de forma desagradable y desenfrenada.

No obstante la parte positiva ha sido hacer un examen de consciencia valorando lo que tenemos, lo que queremos y lo que nos gustaría mejorar así como también sacar de nuestras vidas esas cosas que ya no nos aportan y queremos deshacernos de ellas.

Tenemos el programa del príncipe azul o la princesita hermosa y encantadora, cada cual tiene su diamante amoroso en su mente.

Esta en nuestro ADN, en nuestro inconsciente, vamos programados a encontrar nuestra media naranja y que nos haga felices. Es un impulso innato y nuestra guerra psicológica.

En los cuentos que nos contaban cuando éramos pequeños ya nos lo decían y nosotros nos lo creímos……..

”…y fueron felices y comieron perdices…”

yo preferiría comer bombones…..pero bueno

Todos queremos nuestra alma gemela.

Las mujeres buscan a su príncipe azul…. que las salve y las proteja y las hagan felices. Que sea fiel, amable, cariñoso, atento, bueno en la cama, inteligente, romántico, seguro de sí mismo, seguridad económica….por poner algunos ejemplos. (todo dependerá de los gustos y su marco de referencia)

El hombre en busca de su princesita….quiere una mujer que sea sumisa, que sea femenina, que sea madre, que cuide a los niños, que no se enfade, que este todo bonito y limpio en casa…..(todos los tópicos dependiendo de su educación y sus valores)

Arrastramos toda una serie de patrones que nos dominan y nos hacen perder la libertad de la espontaniedad y estos patrones nos traicionan a la hora de poder elegir y disfrutar de las oportunidades que aparecen.

La cábala no juzga ni pone normas de ningún tipo.

Cualquier relación es un proceso de aprendizaje

Básicamente lo que queremos es ser felices y hacer feliz a nuestra pareja; no obstante lo que realmente queremos es ser felices nosotros. Lo que queremos es tener un buen mozo/moza, pero luego nos damos cuenta que todo era un sueño y que en realidad lo que nos hace felices no tiene nada que ver con una relación de pareja.

La mayoría de las personas que establecen una relación con estas expectativas (la mayoría, repito) caemos en la frustración, nos frustramos porque lo que hemos experimentado no se corresponde en comer perdices y ser felices. ( yo me decanto por los bombones rellenos, así siempre me sorprendo…..)

El estado ideal es aceptar lo que la vida trae, aceptar el camino de la vida que tu alma trae.

Cuando encontramos una persona que se supone que es un compañero de vida, a pesar de lo que sentimos, y aunque no cumple las expectativas de lo que teníamos previsto ni en mente, empezamos a entender que esa persona esta en nuestra vida por algo

Lo que realmente nos enseña la relación de pareja (teniendo suma consciencia) es el arte de amar incondicionalmente

EL ARTE DE AMAR ES AMAR LA SOMBRA DE TU PAREJA

El proceso de aprender a amar a la persona que aparece en tu vida es la que nos va a enseñar para poder sacar nuestra mejor versión y nuestro plan de alma

A nivel cabalístico nos damos cuenta que al poner consciencia vamos a tener un conocimiento mas profundo, ya que es un principio mas dinámico que nos ayuda a evolucionar y reconocer nuestra propia sombra

Si tengo una relación con otra persona o ser vivo, o no tengo esta relación estoy condicionado por mi naturaleza de ser humano, mi expresión y mi forma de pensar y sentir; y es directamente proporcional a mi representación material/física en el planeta tierra. No estaríamos aquí si no hubiéramos seguido ese estado de supervivencia en cuanto a crecer y multiplicarnos, por eso el universo nos doto de la sexualidad, no solo por disfrutar, tener placer y gozar y disfrutar del amor con otro ser vivo, sino para asegurar la especie, y eso hace también que comprendamos que al tener un hijo es un regalo, un ritual (el nacimiento). En todas las culturas representa la pureza, la belleza, un alma pura y limpia, y sabemos que el nacimiento aporta felicidad en una familia y también aporta sobretodo un gran crecimiento, Todos los padres coinciden en lo mismo, tener hijos es la experiencia mas bonita y maravillosa que han podido tener. Eso es amor, la unión de una pareja crea vida y crea un mundo maravilloso donde el sufrimiento se desvanece y la vida la vemos con dulzura y bella. Por eso el ser humano le da tanta importancia a poder convivir con alguien a quien amar, porque todo se vuelve más fácil. No obstante parece que cada vez es más difícil encontrar a alguien con quién compartir y disfrutar juntos en el juego de la vida.

El numero 2 nos lo dice bien claro AMAR EN VEZ DE TENER RAZÓN

Nos damos cuenta que todas las personas (en este caso la pareja) están ahí porque forman nuestro plan de alma, ya que nuestra alma ha diseñado un plan para que crezcas

Cuando decimos eso de que tú me completas (depende del grado), lo decimos inconscientemente des de la carencia y con una enorme falta de autoestima. “Yo soy una persona que mi mayor temor es la soledad y sentirme solo, y lo que quiero es una persona para no sentirme solo”, entonces ese ‘tu me completas’ es un poco neurótico, es decir, implica un apoyo, implica un tipo de apego, puede llegar a implicar una patología, es decir una obsesión, una versión de “negatividad” (ej: lucha de poderes, celos, culpar de nuestro malestar a nuestra pareja, evasividad de sentimientos, desprecio,….)

Entonces des de ese punto de vista hay una carencia que esas experiencias (personas) reflejan mi propia sombra

Entonces qué pasa????….Siempre atraigo ese tipo de mujer/hombre que es calcado a mi anterior pareja, me hace sufrir un montón y luego va y tengo otra vez esa misma pareja y a través de este proceso entiendo que necesito integrar muchas cosas sobre mi, sobre mi propia sombra y mi propio proceso y entonces dejamos a esa pareja que no me satisface, porque si no esta en mi perspectiva de relación de pareja ese tipo de persona que no se cumple y actúa matemáticamente entro en esta relación que cumple el mismo patrón

¿Qué me esta diciendo esto?

Que hay un nivel de consciencia que yo no estoy trabajando esto, y esto me lleva a un proceso repetitivo constantemente, estoy repitiendo un patrón de sufrimiento por lo tanto una relación de pareja esta puesta en nuestro destino, nos la diseñamos como un medio, un camino para poder crecer, por lo tanto podríamos decir que si tienes que tener una relación de pareja lo mas estable posible, lo ideal seria que hubieses alcanzado un nivel de auto sanación lo suficientemente aceptable como para no atraer relaciones de pareja que no tuvieran como objetivo mostrar tu sombra, sería ideal que al final pudiésemos estar acompañados de una persona que te quiera y que tengas afinidad, y que puedas compartir tu trayecto de vida, a eso todos nos apetece, pero hay que construirlo.

Si la persona que esta a mi lado es para que yo crezca, seria ideal que mi pareja tuviera la misma idea, nosotros estamos juntos para aprender y crecer juntos y por tanto si todo tiene que ver con un plan perfecto, tu eres la persona que esta en mi camino para que yo pueda crecer y viceversa

Si nuestro patrón es de apego y sufrimiento, por lo tanto un patrón de apego a la materia y patrón de ilusiones de apego a la materia, o sea es una relación de apego para sacarle a las personas algo, rollo egoísta, placer sexual, económico, status social.

¿Cómo me acerco en una relación de pareja? ¿estoy intentando de cubrir un vacío?

Lo ideal son dos personas completas que se comparten sin apegos, posesiones, machismos, des de la libertad del ser, la tolerancia, flexibilidad, empatía, comprensión, amor incondicional…

Atraemos a nuestras parejas que son afines a nuestro nivel de vibración

Vida espiritual es autoconocimiento y auto sanación, el sentido de una vida espiritual es sanarnos

A nivel de pareja hay mas motivación, implicación y amor, a nivel de amigos, hermanos o otros no hay tanto nivel de implicación

LA CLAVE ES QUE NO PUEDES CAMBIAR TU PAREJA TIENES QUE ACEPTARLA

Acerca del autor

Roger Pàmies

Roger Pàmies

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

¡Regístrate para estar al día!

Y recibe 53 reflexiones que despertarán tu intuición.