fbpx

Casa 2 VALORES Y RECURSOS

Tauro del 21 de abril hasta el 20 de junio

Venus es el planeta que rige Tauro, su casa.

Simbolo de Venus

En la casa de Tauro regida por Tauro tenemos…

A la EMPERATRIZ regida por Venus y al SUMO SACERDOTE regido por Tauro

Dale al video y mirate la casa 3

La casa de la sustancia, la segunda carta, el segundo hogar, nos toca a empezar a mover ficha y lanzar los dados, Aries no quiere quedarse quieto, su impulso es contagioso, hacia donde y cómo nos hará bailar la energía del carneo? Break dance, tango, house, swing, paso doble, bailes populares? De una forma o de otra no podremos quedarnos en el banquillo a esperar nuestro turno, la partida empezó y estamos en el terreno de juego. Le toca el turno a Tauro, el hogar del Toro. Aunque prefiere quedarse tumbado disfrutando de los pequeños placeres de la vida, va a participar, de una forma más sosegada y tranquila, pero tiene los dados en su mano y tiene que lanzarlos y decidir que le satisface más y que quiere conseguir. Su regente totalmente yin y receptivo como es venus, se encargara de llevar a buen termino sus objetivos.

En esta casa descubrimos nuestro sentimiento de vulnerabilidad y surge la necesidad de protegerla. Si por ejemplo en esta posición aparece el cuatro de oros, sabemos que el consultante tiene la debilidad de no compartir, de ahorrar, acumular bienes y mantener el estatus quo, al surgirle esa necesidad de supervivencia y de temor de perder lo que ha ganado o acumulado la inquietud es proteger todos ese estatus quo, esas ganancias y esa riqueza que posee, poniendo toda la fuerza y perseverancia que le es asignada al Toro pero con la carencia del disfrute. Si por el contrario tiene una carta de abundancia y riqueza, su actitud sera conservar esa forma de vida y esa abundancia y nivel de vida que ha conseguido pero con una perspectiva diferente, disfrutando de las posesiones y la abundancia que le regala la vida, despreocupado y gozoso. Como es una casa fija, aquí tenemos que recalcar que las cartas que puedan salir tenderán a conservar esos valores, ganancias o estilos de vida. Preservar ante todo es el lema, sea bueno o malo, ya que mejor mal conocido que bueno para conocer; aquí la tendencia es quedarse con lo establecido siendo difícil hacer un cambio.

Aquí en la dos construimos nuestra seguridad personal a través de la sustancia, de la materia, ya que al ser la segunda casa es donde a un nivel evolutivo tomamos consciencia de nuestro cuerpo. En Aries es el bebe, el niño y en Tauro es la toma de consciencia de que finalmente somos palpables en un mundo nuevo y reaccionamos y estamos condicionados ante un mundo material y físico.

Si en este hogar de los valores materiales, posesiones y dineros nos salen cartas de un alto nivel espiritual, indica que la persona para sentirse segura y rica sus valores principales son la espiritualidad, el estilo de vida, si nos salen cartas de bastos que representan el trabajo entre otras cosas; sus inquietudes estarán enfocadas al trabajo para sentirse seguro e intentara conservar el trabajo.

La casa de los recursos, de que es lo que tenemos a nuestro alcance para poder evolucionar y conseguir nuestras metas. Son energías que nos podrán ser de mucha utilidad para saber si son buenos momentos para determinados quehaceres de la vida. Si ponemos atención a esta casa y la analizamos bien nos sera de mucha ayuda para ahorrarnos problemas y trabas y encontrar atajos en nuestro camino.

Esta casa nos muestra los asuntos financieros, como podría ser el dinero entre otras cosas, posesiones (excepto bienes inmuebles, casa cuatro) inversiones, aunque las inversiones las podríamos ver más claras en la casa ocho. La dos es el poder adquisitivo y las ganancias pero tenemos que tener en cuenta que también nos indica cómo podemos perder nuestras adquisiciones que han sido adquiridos de nuestro propio esfuerzo. O sea que nos informa cómo gastamos el dinero o cómo podemos llegar a perderlo. Nos puede indicar de que forma nos ganamos ese dinero, sobretodo si la relacionamos con la casa seis que es el trabajo, no el dinero. Nos indica si la ganancia es a través del arte, del comercio, negocios, si nos es más fácil o más difícil o vamos a tener una época que más vale no gastar mucho o vienen imprevistos que no estaban apuntados a nuestra agenda.

No debemos confundir el deseo con la realidad, esta casa observa la condición financiera, nunca la satisfacción o insatisfacción del consultante en relación a sus pertenencias. Podremos establecer una relación directa con la casa seis y la podremos entender más fácilmente. Lo que deseamos es lo que atraemos, ahí es donde venus hace su función, atraer lo que deseamos, por eso tenemos que ir con mucho cuidado de lo que deseamos que no siempre es lo mejor que nos puede pasar.

Muchas veces me he encontrado con gente que tenia unas buenas cartas en la casa dos, no le faltaba nada y ni se tenía que preocupar por mantener ese nivel, no obstante las cartas de la casa cinco, los sentimientos, la casa siete, la pareja o la casa uno de como percibía y se sentía no la acompañaban mucho, la depresión i la infelicidad no la determina esta casa. Mucha gente cree que la libertad es en gran parte cuestión de dinero, esta es la casa de libertad personal, es también la casa de las deudas materiales y nos informa del talento y como canalizamos esta energía para poder cristalizar lo que anelamos; los recursos internos del ser, la necesidad de realización, sentimientos emotivos, sentido del propio valor y de otros valores.

Podríamos resumir esta casa que…

Muestra asuntos financieros, posesiones (excepto bienes inmuebles) inversiones, poder adquisitivo y las ganancias o perdidas que se deben al propio esfuerzo. Indica el talento y los recursos internos del ser, su necesidad de realización, sentimientos emotivos, sentido del propio valor y de otros valores.

Puesto que mucha gente cree que la libertad es en gran parte cuestión de dinero, esta es la casa de libertad personal, es también la casa de las deudas materiales.

¡Regístrate para estar al día!

Y recibe 53 reflexiones que despertarán tu intuición.